Archivo de la etiqueta: ópera

Madama Butterfly por Juventus Lyrica, dirigida por Ana D´Ana y Antonio María Russo

AMOR, TRAICIÓN Y ENGAÑO EN UNA TRAGEDIA AMBIENTADA EN JAPÓN –

butterfly
El tenor Marcelo Gómez en una escena de “Madama Butterfly” para Juventus Lyrica 2016. Foto: Liliana Mossian.

Juventus Lyrica cerró su temporada 2016 con Madama Butterfly de Giacomo Puccini con libreto de Giuseppe Giacosa y Luigi Illica basado en la obra de David Belasco. La dirección musical estuvo a cargo del maestro Antonio María Russo y la dirección escénica de Ana D´Anna, en el Teatro Avenida de Buenos Aires.
Como es habitual en esta web, el comentario estará enfocado en la puesta en escena y la labor artística desarrollada en la función del día 13 de noviembre.

Una historial oriental

La trama de la ópera se centra en Cio-Cio-San – Madama Butterfly (Laura Polverini), una gheisa adolescente a quien el casamentero Goro (Norberto Lara) le arregla su casamiento con el teniente Pinkerton (Marcelo Gómez), un militar estadounidense quien tiene la intención de que el matrimonio dure sólo mientras él resida en Nagasaki.
En el primer acto el teniente le cuenta a Sharpless (Alejandro Spies). el cónsul estadounidense, sus intenciones de ampararse en las leyes de Japón que le permiten divorciarse en cuanto abandone el país y de esa manera poder casarse en los EE.UU. con una compatriota.
Madama Butterfly esperará durante tres años el regreso de quien cree aún su esposo, y cuando el teniente Pinkerton llega, deberá enfrentar el hecho de que lo hace acompañado de su nueva esposa.
La joven japonesa tomará una trágica decisión y salvará su mancillado honor según las costumbres de su país.
Resulta exótica y extraña al espectador occidental esta historia que, se comenta, está basada en la vida de una auténtica gheisa que habitó a fines del siglo XIX en Nagasaki.

Madama Butterfly por Juventus Lyrica

Ana D´Anna elaboró una puesta en escena lo más ágil que se puede realizar para una trama tan dramática, con buenas marcaciones para armar atractivos cuadros escénicos enmarcados en una escenografía, también diseñada por la directora, que transportaba sutilmente al espectador al país en que se desarrollaba la acción.
Laura Polverini se mostró cómoda en su rol protagónico y logró mantener a los asistentes expectantes.
Marcelo Gómez, tenor con gran presencia escénica y con un physique du rol adecuado, se lució tanto en cada una de las piezas que interpretó como con la composición de su personaje de Pinkerton y fue muy aplaudido a telón abierto.
Se destacó la labor de Norberto Lara como Goro, al que dotó y completó con complejos movimientos, demostrando una excelente ductilidad corporal, para que su personaje proyectara un cierto aire de oculta maldad.
No puede dejar se mencionarse la buena labor de Catalina Negrete Raid en el maquillaje de caracterización.
El maestro Antonio María Russo enmarcó de manera precisa todo el desarrollo de la representación.
Los espectadores que asistieron a esa función, manifestaron con entusiasmo su satisfacción tanto de la puesta en escena como de la dirección musical y se remarcó el trabajó corporal de todos los integrantes del elenco para actuar los movimientos de personajes orientales.
Juventus Lyrica ya anunció las óperas que se ofrecerán en la temporada 2017 y que serán analizadas en futuros comentarios por esta web.
CARLOS HERRERA

Anuncios

Juventus Lyrica – Orfeo y Eurídice de Christoph Gluck por María Juanarena y Hernán Schvartzman

INNOVADORA PUESTA EN ESCENA PARA UNA ÓPERA SOBRE LA ELABORACIÓN DE UN DUELO – 

orfeo
Escena de Orfeo y Eurídice en la puesta en escena de María Juanarena con dirección musical de Hernán Schvartzman para Juventus Lyrica. Intérpretes: Martín Oro, María Goso y Victoria Gaeta.

La segunda presentación  de Juventus Lyrica en su temporada 2016 fue con la ópera Orfeo y Eurídice de Christoph W. Von Gluck con libreto de Raniero di Calzabigi con dirección escénica de María Juanarena y dirección musical de Hernán Schvartzman.
Este comentario, como es habitual en esta web, se centrará en la puesta en escena, la interpretación y los diseños de los distintos elementos que integran el armado de un espectáculo de la magnitud del género de la ópera.

Una historia mitológica en el siglo XXI

Esta ópera fue la primera de sus obras en las que Von Gluck despojó a la música de la complejidad para darle un estilo simple.
La historia de Orfeo, en su viaje al reino de Hades en la desesperada búsqueda de su amada Eurídice, que le ha sido arrebatada por una muerte repentina, contiene una vigencia imperecedera aunque parezca paradójico utilizar este calificativo al referirse a la elaboración de un duelo.
Esta vigencia fue aprovechada por María Juanarena para su puesta en escena al construir una audaz recreación narrativa mediante el uso de elementos tecnológicos y un entrecruzamiento de disciplinas artísticas, y desafió de esta manera a los puristas que pueden haberse sentido confundidos ante la representación de una tragedia griega que transcurre en la actualidad.

Una ópera con pocos personajes

La trama de esta ópera contiene pocos personajes, la pareja protagónica, Orfeo y Eurídice, y Amor, el personaje que desencadena el desarrollo de la historia, acompañados por el coro.
El contratenor Martín Oro asumió el rol de Orfeo con solvencia, buen fraseo y cuando interpretó Che farò senza Euridice logró prolongado aplauso a telón abierto.
Eurídice fue interpretada por la soprano María Goso a quien se la apreció muy segura y se lució al cantar Che fiero momento.
La soprano Victoria Gaeta en cada una de sus apariciones en escena captó la atención de los espectadores con su tesitura y seguros aunque complicados movimientos corporales que requería Amor, el personaje que interpretó.
También en escenas se vieron personajes accesorios, destacándose la participación de Oreste Valente como Caronte y Carlos Kaspar como Médico.
El coro se lució en cada una de sus intervenciones bajo la dirección de Hernán Sánchez Arteaga y la escenografía diseñada por Gonzalo Córdova impactó a los espectadores desde el ingreso de los mismos a la sala.
La solvencia del joven Maestro Hernán Schvartzman es indiscutible y su desempeño en la dirección musical de Orfeo y Eurídice para Juventus Lyrica fue excelente.
CARLOS HERRERA

Juventus Lyrica. Arias y coros en Gala 15° Aniversario

Gala 15° Aniversario de Juventus Lyrica - Foto: M. Arturi
Gala 15° Aniversario de Juventus Lyrica – Foto: M. Arturi

Juventus Lyrica nació en 1999 con el fin de darles oportunidad a los jóvenes artistas líricos, que la ópera se convirtiera en una expresión artística accesible y la creación de un espacio de jerarquía para la ópera en la Ciudad de Buenos Aires.
Quince años después la misión ha sido cumplida pero los integrantes de su Comisión Directiva no descansan y van por más.
La vorágine creativa en la que desarrollan sus actividades dio por resultado que en la temporada 2014 se ofrecieran las óperas Rigoletto de Giuseppe Verdi, Medea de Luigi Cherubini y Los cuentos de Hoffman de Jacques Offenbach.
Para finalizar la temporada Juventus Lyrica decidió hacerlo con una presentación poco habitual que marcara el festejo por lo que lo hizo con una Gran Gala  Aniversario con la dirección escénica Ana D´Anna y la dirección musical de Antonio María Russo.

Arias y coros de óperas

La última presentación de 2014 y festejando los quince años de actividad, Juventus Lyrica ofreció arias y coros de óperas pero Ana D´Anna desde la dirección los presentó en escena dentro de un cuadro estático con marco orquestal en el cual los cantantes actuaron y desarrollaron interactuación tanto con el director musical como con los integrantes de la orquesta y también con el público.
En la función del 9 de noviembre de 2014 el público pasó de la expectativa directamente al entusiasmo y cuando en el noveno cuadro Laura Penchi interpretó el Vals de Musetta de la ópera La Bohéme de G. Puccini, todos los espectadores ya estaban dispuestos a disfrutar como también lo hicieron del décimo segundo cuadro donde todo el elenco interpretó Va pensiero de la ópera Nabucco de G. Verdi.
En el segundo acto el entusiasmo del público ya era evidente en el primer cuadro con Les oiseaux dans la charmille de Los cuentos de Hoffman de J. Offenbach interpretada por Constanza Díaz Falú, y el buen estado de ánimo se mantuvo hasta crecer con So muss allien de El murciélago de J. Strauss (h), Lippen schweigen de La viuda alegre de F. Lehár, C´est toi. C´est moi de Carmen de G. Bizet para cerrar la Gala Aniversario con el Brindis de La traviatta de G. Verdi que fue cantada por todo el elenco y también por muchos de los espectadores de una platea que en su totalidad aplaudía de pie.
Carlos Herrera

Los cuentos de Hoffman – Juventus Lyrica

El tenor Enrique Folger en Los cuentos de Hoffman, con dirección de Ana D´Anna para Juventus Lyrica
El tenor Enrique Folger en Los cuentos de Hoffman, con dirección de Ana D´Anna para Juventus Lyrica

Juventus Lyrica estrenó en el teatro Avenida de Buenos Aires,  la ópera Los cuentos de Hoffman de Jacques Offenbach con libreto de Jules Barbie. La dirección escénica estuvo a cargo de Ana D´Anna mientras que la dirección musical corrió por cuenta de André Dos Santos.
Circunscribiendo esta crónica a la puesta en escena, fue dable observar que desde la particular entrada a la sala del director con paso tranquilo rumbo al foso de la orquesta, el público que asistió a la función del 14 de septiembre de 2014 se sintió sumergido en la mágica atmósfera de los cuentos, lo que se vio reforzado con el impacto visual que provocaron la escenografía y la iluminación de Gustavo Córdova cuando se abrió el telón.
Ana D´Anna manejó de manera prolija una complicada puesta que por momentos tiene gran número de artistas en escena y logró que cada personaje esté en el lugar adecuado tanto para ser apreciado por el espectador como para que cada intérprete pueda resolver fácilmente los movimientos que la situación le requiere. El resultado es una puesta en escena ágil y amena.
El tenor Enrique Folger imprimió energía a su rol protagónico interpretando a Hoffman de manera segura y transmitiendo al público, tanto con su voz como con su cuerpo, todas las emociones que el personaje siente.
La soprano Laura Pisani interpretó a Olympia y logró cautivar a todos los espectadores que se mantuvieron atentos a todo el desarrollo de situaciones del personaje de la autómata y estallaron en un aplauso a telón abierto cuando Pisani terminó de cantar Les oiseaux dans la charmille, aunque algunos impacientes no pudieron contenerse y aplaudieron antes de que terminara el aria.
El resto del elenco se desempeñó de manera homogénea sumándole al canto un buen trabajo actoral del mismo modo que lo hizo todo el coro que demostró la buena labor de su preparador  Hernán Sánchez Arteaga.
Respaldada estupendamente desde lo musical por André Dos Santos, esta puesta de Los cuentos de Hoffman por Ana D´Anna para Juventus Lyrica resulta muy recomendable.
Carlos Herrera