Archivos Mensuales: agosto 2014

El Padre Mugica y sus ideas en el teatro musical

Escena de La bestia rubia  de Andrés Gallina.
Escena de La bestia rubia
de Andrés Gallina.

El Padre Carlos Mugica es uno de los referentes del Movimiento Sacerdotes del Tercer Mundo. Su familia pertenecía a la más alta burguesía argentina pero él optó por dedicar su vida pastoral a ayudar a los más pobres y excluidos del sistema social, para lo cual desarrolló su labor en los asentamientos de viviendas precarias denominados Villa del Puerto y Villa Comunicaciones (hoy unificados como Villa 31) hasta que en el año 1974 fue asesinado.
Los restos del “cura villero”, como se lo denominaba, descansan desde 1999  en la Parroquia Cristo Obrero de la Villa 31 debido a gestiones realizadas por el Equipo de Sacerdotes de las Villas encabezado por el entonces  Arzobispo Jorge Bergoglio, actualmente Papa Francisco.
El actual vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto realizó un video documental sobre la vida del Padre Mugica y el cineasta Pablo Trappero se inspiró en el “cura villero” para su película Elefante blanco.
A cuarenta años de su asesinato Mugica ha sido recordado en un programa especial de la TVPública (Canal 7), y su figura llega al teatro musical con la obra La bestia rubia de Andrés Gallina estrenada en el Centro Cultural San Martín de la ciudad de Buenos Aires.
El autor puso énfasis en exponer las ideas  y contradicciones que llevaron a Carlos Mugica a desarrollar su autoimpuesta misión sin hacer un raconto de su vida.
Llegan para el relato del espectador y de manera alterna, las convicciones, las dudas, la firmeza y  las vacilaciones del personaje para perfilar de esa manera el interior del “cura villero”. El día del estreno estaban presentes en la sala personas que tuvieron relación con el Padre Mugica y manifestaron al cronista que lo recordaban tal cual como lo veían en escena.
Con un physique du rol apropiado el actor Nelson Rueda interpreta al Padre Carlos Mugica en un musical que se presenta como unipersonal pero que argumentalmente tiene el soporte de cuatro bailarines que interactúan con el protagonista y tienen mucha participación en las situaciones.
Se destaca la música de Rony Keselman que de manera constante se mantiene como inductiva de las situaciones.
Mediante sencillas coreografías de Mecha Fernández, el cuerpo de baile integrado por Laura Figueiras, Pedro Frías, Gabriel Del Río y Melisa Noe Pereyra desarrolla movimientos de contemporáneo que resultan atractivos, aunque  algunos que se realizan en avant y casi á terre tienen difícil visualización desde la segunda y tercera fila.
Tatiana Santana ha tomado los componentes del musical para lograr una puesta ágil, a lo que se suma que la pieza teatral tiene la duración exacta para que el espectador mantenga su atención y se lleve la impronta que “el cura villero” dejó en la historia argentina.
La bestia rubia, ha sido reestrenada en el Teatro del Pueblo, ubicado en Av. Roque Sáenz Peña 943 de la ciudad de Buenos Aires y las funciones se ofrecen los días lunes a las 20,30. Las entradas tienen un valor de $ 130 y para jubilados y estudiantes $ 80; se las puede adquirir en boleteria, online mediante http://www.alternativateatral/obra30403-la-bestia-rubia y las reservas pueden hacerse al tel. 4326-3606
Carlos Herrera

 

 

 

Miranda – El machismo y los prejuicios en los vínculos familiares

Elenco de la obra de teatro "Miranda" de Ulises Puiggros y Lucía Romina Escobar.
Elenco de la obra de teatro “Miranda” de Ulises Puiggros y Lucía Romina Escobar.

La trama de la obra teatral Miranda de Ulises Puiggros y Lucía Romina Escobar comienza cuando al velatorio de Don Carlos llega una famosa actriz que ha mantenido un permanente contacto con el fallecido sin que la familia del mismo lo supiera. Los autores situaron la acción puntualmente en la localidad bonaerense de San Pedro a fines de los años ´80, pero la vigencia del conflicto argumental que se desarrolla puede posicionarla fácilmente en la actualidad y en cualquiera de las grandes y populosas ciudades argentinas, donde el machismo sigue gozando de buena salud, despreciando a la mujer y a todo lo considerado cercano a la femineidad incluyendo a los gays, a los travestidos, los transexuales y al estilo de vida metrosexual. Esta actitud social que no sólo es patrimonio de los hombres, ya que muchas mujeres la comparten, origina prejuicios que incitan a vivir con mentiras y ocultamientos los que finalmente pueden destruir hasta los vínculos más fuertes. Desde ese punto Puiggros y Escobar entregan al espectador un mensaje sin vueltas, directo y contundente. Respaldan a la víctima por su valentía y en cierto modo también a los victimarios por no ser valientes. Miranda atrapa con un desarrollo dramático con los tiempos justos para no caer en la excesiva densidad, aunque eso quizá provoque que el espectador espere un remate que cierre completamente el conflicto. El elenco muy homogéneo, evidencia un minucioso trabajo de los actores para componer sus roles y una adecuada marcación del director Ulises Puiggros, que también interpreta con solvencia a Luis, el hijo de Don Carlos. Mientras que Lucía Romina Escobar asume su rol de Miranda con mesura y sin estereotipos, Ana Ricciardi acierta en darle la justa dureza al papel de la viuda y Tati Martínez compone a la nuera con la naturalidad que el personaje exige. Se destaca el buen trabajo de arte de Laura Pla con la escenografía y el vestuario que marcan con precisión el status  y el carácter de los personajes. Tambiénde los espectadores pueden identificar la voz de Martín Wullich en off aun si haber leído el programa de mano. Miranda se estrenó en 2014 en Taller del Ángel y en 2015 se representa en el teatro Corrientes Azul ubicado en Av. Corrientes 5965. Las reservas pueden hacerse al tel. 4854-1048, o por la dirección electrónica: mirandaobradeteatro@gmail.com Carlos Herrera

Al natural – Nudismo en el teatro

"Al natural", obra de teatro sobre el nudismo
“Al natural”, obra de teatro sobre el nudismo

El nudismo y el teatro se unen en la cartelera de Buenos Aires con la puesta en escena y dirección de Omar Ottomani de la obra Al natural de José Vicente Díaz Rojas.
Con una comedia de enredos que desarrolla una sencilla historia sobre dos hermanos que heredan en una isla paradisíaca una casa, a la que uno de ellos quiere convertir en un lujoso resort y el otro en una posada nudista, tanto el autor como el director enfrentan el desafío de transmitir un mensaje sobre la relación del ser humano con su cuerpo sin que el espectador quede pendiente de la desnudez con la que los personajes juegan todas las escenas.
Personajes que entran, salen, espían, negocian, se sorprenden, discuten, se divierten y se quieren, al mismo tiempo que entregan al espectador los conceptos del nudismo basados en la libertad de estar desnudos, conformes con sus cuerpos y alejados del morbo sexual.
La puesta de Omar Ottomani es ágil y aprovecha cada uno de los gags contenidos en parlamentos de gente común, con estilo cotidiano, y que remarcan que no se necesita ser especial para practicar el nudismo.
Los actores elegidos por Ottomani demuestran tener muy elaborado el concepto de actuación sin inhibiciones y que construyeron sus personajes apoyándose en el texto pero utilizando la plástica corporal y la ligereza de movimientos para afirmar sus composiciones.
De esta manera el director consiguió un elenco homogéneo integrado por Marcos Guillermo Orange, Bruno Giacobbe, Alexander Pifano, Catalina Berracarratz, Antonela Lo Giúdice, Miguel Haddad y María Carolina Ospina.
Al natural de José Vicente Díaz Rojas se ha representado en Venezuela, Colombia, México y Chile. La versión de Omar Ottomani se representará próximamente en Perú, Paraguay y Uruguay. En Buenos Aires se ofrece en la sala Laberinto del Cíclope de la calle México 1718, los viernes y sábados a las 23,45
Carlos Herrera